jueves, 20 de septiembre de 2007

Simulacro

La verdad es que por aquí se deben aburrir bastante.

La residencia es un bunquer donde todas las puertas son puertas anti-incendio, muy pesadas, que no se pueden dejar abiertas. Si quieres dejar abierta alguna hay que andar con topes, sillas y demás inventos que sean capaces de sostener tamañas puertas. Todas las habitaciones, pasillos y cocina tienen detectores de humo. Los de pasillos y habitaciones son especialmente sensibles... te avisan de que tengas cuidado ¡si usas desodorante de spray! De hecho ya ha saltado la alarma en un bloque vecino por unos que cocinaron con la puerta de la cocina abierta.

Pero claro, ¿de qué vale todo esto si no hay simulacros? ¡Vamos a hacer simulacros! ¿Y qué mejor momento para ensayar que las 7:45 de la bendita mañana? Así no se escapa nadie, que las clases empiezan entre las 9 y 9:30.


Fragmento del pdf que nos anuncia la noticia


Así que nada.... habrá que hacer un poco el mono... ¬¬U

1 comentario:

Vicente dijo...

Cada país ejerce la represión a su manera. Peor es un porrazo.